El padre no estará presente el día que ella decida caminar hacia el altar, por ello esta bonita historia…

123
CIUDAD DE MÉXICO, 3 de abril.- En Murrieta, California,  Jim Zetz, un hombre de 62 años, diagnosticado con cáncer de páncreas hace tiempo y ahora está en la etapa terminal. Pero no quiso dejar a su hija sin la posibilidad de sentir su compañía hasta el altar el día de su boda.

El padre de Josie Zetz, de 11 años de edad, no estará presente el día que ella decida caminar hacia el altar, por ello, Jim acudió con la fotógrafa Lindsey Villatoro, quien desde hace tiempo se dedica a realizar fotos de enfermos terminales.

Jim y su esposa Grace, junto con la ayuda de Lindsey, planearon una fiesta de cumpleaños sorpresa para Josie, pidieron donaciones y regalos para la niña; pero su padre fue más allá y propuso preparar todo como si se tratara de la boda de Josie.

 

1536432_779960052028120_678422312589617573_n

Comentarios

comentarios